Contenido del artículo principal

Resumen

Es conocido que con posterioridad a la publicación de Ser y Tiempo (1927), Martin Heidegger reelaboró y reconsideró muchas de las observaciones críticas que se hicieron acerca de su obra fundamental. A eso dedican gran parte de las lecciones magistrales de Marburgo que Heidegger dictó entre el año 1923 y 1928. Sin embargo, ya de regreso en Friburgo de Brisgovia, dictó en el semestre de invierno de 1929/30 la lección magistral Los conceptos fundamentales de la metafísica. Mundo – finitud – soledad cuyas temáticas son, sin duda alguna, novedosas: Heidegger se refiere a la relación entre filosofía y metafísica, profundiza sus análisis en la disposición afectiva del aburrimiento (Langeweile), enuncia las tres famosas tesis sobre la piedra, el animal y el ser humano, dialoga con la biología de su tiempo (Roux, Driesch y Von Uexküll), toma distancia de las antropologías filosóficas nacientes (Scheler y Plessner) e, incluso, según algunos intérpretes, entrega claves imprescindibles para entender el comienzo del “giro” (Kehre) heideggeriano. No por casualidad, Safranksi califica esta lección como una “obra principal secreta” (ein heimliches Hauptwerk) (Safranski, 2002, p. 217) A esta temática está dedicado el presente volumen de la revista Studia Heideggeriana.

Palabras clave

Studia Heideggeriana 8

Detalles del artículo

Cómo citar
Muñoz Pérez, E., & Ramos dos Reis, R. (2019). Introducción de los editores. Studia Heideggeriana, 8, 5-6. Recuperado a partir de http://studiaheideggeriana.org/index.php/sth/article/view/49

Referencias

    -